La posibilidad de ofrecer terapias a estudiantes de Educación Especial mediante vías tecnológicas es una opción que crea incertidumbre entre los padres y encargados de esta población estudiantil, quienes cuestionan la efectividad de ofrecer los servicios a distancia.

Ofrecer servicios de “ciberterapia” a los estudiantes de Educación Especial durante situaciones de emergencia es una propuesta contenida en un proyecto de ley de la autoría del representante Rafael “June” Rivera. Asimismo, la gobernadora Wanda Vázquez Garced adelantó que es una herramienta que están evaluando ante la suspensión de servicios en el sistema educativo, ahora por dos semanas más.

Melisa Rosario, madre de dos varones con autismo, uno de ellos también tiene un diagnóstico de epilepsia, señaló que es difícil ofrecer una terapia adecuada a distancia, particularmente cuando se trate de terapias sensoriales o físicas.

“Ese tipo de servicio no debe considerarse una terapia, es un servicio colaborativo con los padres, tipo consultoría. El padre no es un especialista”, manifestó Rosario.

La portavoz de la Alianza de Autismo, Joyce Dávila, indicó que la llamada “ciberterapia” se ha discutido en el ámbito de la salud como una modalidad similar a la telemedicina. A través de estas opciones, el terapista guía la sesión por videoconferencia.

“Los padres que sientan que es su deseo y se sientan capacitados, lo pueden usar. Pero hay unas condiciones en que es bien difícil”, manifestó Dávila.

Ante la interrupción en las clases en escuelas públicas y privadas, padres y encargados de niños de Educación Especial han recurrido a la creatividad para dar continuidad a los servicios educativos. Los módulos de materias básicas creados por el Departamento de Educación no funcionan para todos, señaló Rosario.

“Tengo que ser más creativa, usar juegos, buscarle la vuelta para ellos”, expresó Rosario. “Los módulos son para quienes los pueden usar, pero no se le puede dar nota”, añadió.





Source link

Deja un comentario