Washington – La speaker Nancy Pelosi, anticipó hoy, jueves, una abrumadora votación bipartidista mañana en la Cámara de Representantes a favor del gigantesco proyecto de estímulo económico que el Senado aprobó anoche para mitigar la emergencia que causa la pandemia del coronavirus (COVID-19).

Pero, al mismo tiempo, anticipó que inmediatamente se comenzará a pensar en un cuarto proyecto de respuesta al coronavirus, que pueda todavía atender asuntos de mitigación – como asignar más fondos a los gobiernos estatales-, pero también planificar para la recuperación.

Pelosi destacó que el proyecto del Senado incluyó propuestas de los demócratas de la Cámara baja que permitirán mejorar el acceso a los beneficios por desempleo y de los gobiernos estatales a fondos de emergencia.

A su juicio, la presión de los demócratas de la Cámara baja permitió convertir un proyecto cargado en favor de las corporaciones, a uno que ayudaran a dar prioridad a las familias y los trabajadores.

“Esta es una pandemia que no hemos visto en más de 100 años. Es una tragedia. Tenemos que tomar acciones importantes que pongan a familias y trabajadores primeros”, indicó Pelosi, en su tradicional conferencia de prensa semanal, cuando la Cámara baja está en sesión.

El proyecto de rescate de la economía de Estados Unidos, que alcanza los $2.2 billones (trillions en inglés), persigue enviar cheques de $1,200 a la mayoría de los individuos, incrementar temporalmente, hasta junio, en $600 semanales los beneficios por desempleo, dar acceso a las pequeñas empresas a préstamos para mantener sus nóminas y operaciones, asistir a gobiernos estatales y subsidiar a gigantescas corporaciones, como aerolíneas, entre otras cosas.

El plan de estímulo económico incluye $250,000 millones en cheques a trabajadores y familias, $377,000 millones en asistencia a pequeños empresarios, $250,000 millones para fortalecer el programa de desempleo y $500,000 millones para rescatar a las corporaciones más golpeadas por la nueva emergencia, como las aerolíneas.

La medida asigna $150,000 millones para gobiernos estatales y locales poder mitigar la emergencia. De esa partida, se separan $3,000 millones que el Secretario del Tesoro podrá asignar a Puerto Rico, Washington D.C., Islas Vírgenes de Estados Unidos, Samoa americana, Guam y las Islas Marianas del Norte.

La legislación también autoriza al Secretario de Agricultura de Estados Unidos a distribuir entre Puerto Rico, Samoa americana y las Islas Marianas del Norte hasta $200 millones en asistencia alimentaria.

Esas dos propuestas con asignaciones específicas para Puerto Rico fueron impulsadas a través del proyecto que presentaron los demócratas de la Cámara de Representantes.

El líder de la mayoría demócrata de la Cámara baja, Steny Hoyer, espera que la medida pueda ser aprobada mañana a viva voz, lo que evitaría a la mayoría de los congresistas tener que volver a Washington solo para esa votación.

El Senado ya recesó hasta el 25 de abril.

A Pelosi le pareció increíble, sin embargo, que los republicanos del Senado intentaran anoche enmendar la medida para reducir los beneficios por desempleo a los que pierden sus trabajos.

Bajo la legislación, el cheque por desempleo de los que han perdido el trabajo a causa de la pandemia del coronavirus aumentará en $600 semanales hasta junio.

Advirtió además que el proyecto se queda corto en tratar de asistir a los gobiernos estatales.“Tenemos que hacer más”, indicó Pelosi.

Critican el trato ‘territorial’ de Washington D.C.

La presidenta de la Cámara de Representantes, como hizo anoche en el hemiciclo el senador demócrata Chris Van Hollen (Maryland), se quejó de que a Washington D.C. los republicanos del Senado lo hubiesen colocado en el mismo pote que a Puerto Rico y los demás territorios.

“(Washington D.C.) siempre ha sido tratado como un estado, en términos de la distribución de los fondos…Lo decidieron tratar como un territorio”, dijo Pelosi, al temer que la capital estadounidense pueda recibir quizá solo un tercio del fondo que se le asegura a los estados, $1.25 millones.

Si el cálculo se hiciera solo en términos poblacionales, Puerto Rico tendría acceso a más de $2,000 millones de los $3,000 millones de los fondos para Washington D.C., Islas Vírgenes estadounidenses, Guam, Samoa americana y las Islas Marianas del Norte.

Pelosi sostuvo que tratar a Washington D.C. “como un territorio” “no fue un accidente, fue una decisión” del liderato republicano del Senado.

En el hemiciclo del Senado, el demócrata Van Hollen sostuvo que Washington D.C. – el cual los demócratas quieren convertir en el estado 51 y es la sede del gobierno federal-, paga más contribuciones federales que 22 estados.



Source link

Deja un comentario