Noticias relacionadas

Los atracones que caracterizan a la Navidad tocarán a su fin en muy pocos días. De todas formas, antes de retomar la vida sana, o de empezar de una vez por todas con ella, nos enfrentaremos a una última tradición navideña: el roscón de Reyes. A veces prestamos demasiada atención a las grandes cenas y comidas de Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo. Sin embargo, la cantidad de azúcares, grasas y calorías que alberga un roscón, y el chocolate en el que muchos lo mojan, no es asunto baladí. Dependiendo de la receta y los añadidos, 100 gramos de roscón pueden llegar a suponer casi 500 kilocalorías.


El ‘súper’ nuestro de cada día: roscones de Reyes.

Como ya sospechábamos, el roscón no es un alimento saludable porque no tiene muchas diferencias con cualquier producto de bollería. Entre sus ingredientes protagonistas se encuentran las harinas refinadas, el azúcar y la mantequilla. Todos estos productos se asocian al sobrepeso y a la obesidad, lo que a su vez se asocia a enfermedades cardiovasculares y metabólicas, además de las caries dentales. Eso sí, el roscón de Reyes es un producto que se suele consumir únicamente mientras duran las Navidades. Por tanto, si nuestra dieta en general es buena, no debemos preocuparnos por comer un trozo en estos días.

Aunque lo ideal es que cocinemos nuestro propio roscón en casa para controlar la cantidad de azúcar que añadimos, muchos de nosotros no tenemos suficientes habilidades reposteras y lo compramos. Los de supermercado, en este sentido, son los más económicos, pero no siempre son los que tienen mayor calidad nutricional y gastronómica. De todas formas, para ayudar a quienes se decidirán por uno de estos bollos industriales, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha elaborado una lista de los mejores que se pueden comprar en el supermercado. Según la OCU, el mejor roscón del súper es el de los supermercados DIA. Si quieres saber cuáles fueron los demás, puedes consultarlo en este artículo de EL ESPAÑOL.

Deja un comentario